Aquí encuentras mi opinión, lo que pienso sobre Venezuela y el momento que nos ha tocado vivir. Lecturas, crónicas, artículos, relatos y crítica... Bienvenidos.

viernes, 31 de julio de 2015

¡Murió Américo!


            El libro de Galeano del que hablamos la última vez quedó en la mesa esperando su entrega. Américo murió en el instante final de la noche, cuando el sol anunciaba su entrada y se acomodaban los grises para dar paso a la claridad.
            A las 4:30 am, dicen los médicos que estaban en la guardia nocturna, dejó de existir. Falleció en el Hospital Razetti de Barcelona, la institución a la que dedicó muchos años como reportero y periodista de amplia trayectoria en Anzoátegui.
            La enfermedad no dio tregua. Se fue tras un violento embate que lesionó su ya precario estado de salud.
            La noticia se supo tempranito, como suele pasar con los acontecimientos más relevantes. A las 6:30 am recibí el mensaje de texto de Jorge Ramírez. Un aviso no esperado. ¡Qué tristeza! ¡Qué vaina!
            Américo será recordado. Deja un largo recorrido por esa carretera escabrosa llamada periodismo. Se afanó en la proyección de las virtudes de nuestra región, en la pesquisa de los sucesos y en el acompañamiento a las comunidades, bien desde las páginas del diario El Tiempo o a través de la pantalla de Telecaribe y la Televisora de Oriente.  
El primer trabajo que leí en el que aparecía relacionado Américo, fue un gran reportaje publicado en el Diario de Caracas en 1987 que hablaba de las bondades de la Cuenca del Unare. Fue la edición del primero de marzo de aquel año, para ser más exactos. Para entonces, él era director de la sección “Venezuela Adentro”. De esa investigación, que realicé en la Hemeroteca de la Academia Nacional de la Historia, recogí varios textos, los registré con una fotografía y los almacené en mi archivo particular. No sólo publicitó al Unare, dedicó espacio a la Mesa de Guanipa, al Paseo Colón de Puerto La Cruz, a las islas del Parque Nacional Mochima, a la costa de El Hatillo y La Cerca, a los casaberos de  Sabana de Uchire, a los alrededores de la para entonces conocida como Faja Bituminosa del Orinoco, entre otros. “Venezuela Adentro”, un excelente recurso documental.
Lamentamos su partida. Cada vez que muere un periodista el país pierde una voz, pero gana cientos de ellas en las aulas de las escuelas de comunicación social. Sobre esto último, los salones de clase, y en específico sobre el qué se está impartiendo, debatiendo y discutiendo en el semillero de los nuevos periodistas, invertimos varias horas de tertulia y algunas tazas de café. Américo se mostraba preocupado por la calidad de la enseñanza, de los programas de estudio y de la capacidad de interpretación y discernimiento que pudieran tener los jóvenes de la nación en medio de la situación actual, tan revuelta y tormentosa.
Mantuvo un criterio del deber ser del periodismo, un apostolado para la educación de las masas. Le agradezco algunas recomendaciones que puse en práctica en las discusiones sobre ensayos y libros que he venido realizando con mis alumnos como actividades complementarias para fomentar la lectura.
¡Ah! Américo era chavista. Sí señor. No por eso dejó de ser un buen venezolano. Capaz sea ese aspecto el que más captó mi atención y por eso disfruté tanto de su conversación amigable, ponderada y profunda. En algo estuvimos de acuerdo, al país lo que más le hace falta, por encima de todas las cosas, es un abrazo, una gran reconciliación.
No queda más que la despedida invisible, pidiendo a Dios que lo acoja en su seno y que descanse en paz.


Ángel Arellano

1 comentario:

  1. FELICITACIONES A ANGEL ARELLANO POR EL TREMENDO ARTICULO QUE PUBLICO EN EL DIARIO EL TIEMPO CUANDO AMERICO ESTABA EN EL HOSPITAL Y SU RELACION CON LA CRUDA Y VERGONZOSA REALIDAD DEL PAIS....! TRABAJE CON AMERICO 13 AÑOS EN EL DIARIO EL TIEMPO Y ERA EXCELENTE COMO PROFESIONAL Y COMO PERSONA, PERO SIN ANIMOS DE HACER "LEÑA DEL ARBOL CAIDO." ERA "CIEGO" NUNCA PUDO VER EL CATASFROFICO ESTADO EN QUE SE ENCUENTRA NUESTRO PAIS EN LA ACTUALIDAD...."POR LA VERDAD MURIO NUESTRO PADRE CELESTIAL..." QUE DESCANCE EN PAZ...!

    ResponderEliminar

Déjanos tu nombre y correo electrónico.
.:Gracias por el comentario:.