Aquí encuentras mi opinión, lo que pienso sobre Venezuela y el momento que nos ha tocado vivir. Lecturas, crónicas, artículos, relatos y crítica... Bienvenidos.

viernes, 24 de agosto de 2012

Alarma en el oeste




            El Gobierno Regional se percató del problema de las lluvias y crecida de ríos en Anzoátegui luego de que por semanas los principales diarios lo advirtieran con estruendosos titulares en primera página que a todos alarmaron.
            Sin embargo, consideramos que sus cifras oficiales no son las correctas así como tenemos grandes diferencias y denuncias con respecto a la operatividad de los planes de contingencia que informaron tener desplegados, pues los damnificados dicen no haber sido atendidos y los pobladores no recuerdan haberlos visto.
            En días pasados, realizamos un exhaustivo recorrido por las zonas afectadas del oeste de nuestro estado logrando hacer un levantamiento de más de 120 sectores que presentaron inundaciones a lo largo y ancho del municipio Bruzual y Cajigal.
Varias zonas están completamente incomunicadas puesto que el Rio Unare, principal afluente de Bruzual que desemboca en el mar (El Hatillo, M. Peñalver), se desbordó junto con el Rio Güere (M. Cajigal), causando innumerables cosechas de cuanto rubro le pase por la cabeza, así como ganado y lo más importantes, hogares de familias que en su abrumadora mayoría son gente muy humilde y necesitadas que vive de su precaria producción como agricultores.
Ya dejó de ser noticia que en Bruzual el puente Unare, Sedamo y Maparaca sean rebasados por el nivel del río. Nos preguntaremos ¿por qué sucede y qué hacemos para evitarlo? Ante esa incógnita necesario es precisar que los gobiernos municipales que hoy laboran en el oeste del estado deben más rápido que nunca salir de sus puestos porque su ignorancia los ha llevado a estar en la cartelera de los dirigentes ridículos del chavismo.
Las represas El Cují, El Cigarrón, La Becerra, El Palito, Tamanaco, La Estancia, El Andino, Vista Alegre y Guerrera desde el estado Guárico y Anzoátegui alivian sus cargas en el Unare así como en el río Güere y todos esos gobiernos, junto al regional, no le han hecho seguimiento alguno. Años sin mantenimiento genera que esos inmensos estanques de agua, hoy totalmente llenos y bastante denunciados, estén alimentando ríos y posteriormente inundando fincas, casas y cuanto haya a su paso.
El puente principal sobre el Unare en Clarines, a escasos metros de distancia de un punto de control de la Guardia Nacional y de la Policía de Anzoátegui, tiene un gran deterioro. El último trabajo que se le realizó fue la colocación de asfalto para unos cráteres lunares que tenía lo cual aumenta el peso que sobre el reposa. El río está a menos de 4 metros de rebasarlo, siendo este puente una de las estructuras de conexión vial más altas de la región.
Unimos a la cuerda de culpables de esta emergencia al protagonista fundamental, el Ministerio de Ambiente. Desde su flamante oficina la dirección regional del Minamb informa que los estanques mencionados están en perfecto estado y por otro lado los productores agrícolas se quejan y exhortan una revisión de los mismos: los funcionarios acomodados del chavismo viéndonos la cara de bolsa versus la comunidad y el sector productivo de ese campo que tanto menciona el Presidente y que en nada apoya.
Hoy dejamos por escrito en este espacio de opinión que el gobierno nacional, regional y los gobiernos locales así como sus instituciones no se han abocado a la crisis que vive nuestra zona oeste. Son familias enteras fuera de sus hogares. Hoy por hoy van unas 500 para ser precisos. La situación amerita con urgencia una revisión aérea puesto que no se puede acceder a muchos caseríos, así como apoyo con lanchas a motor para trasladar personas. Las únicas embarcaciones que cooperan con esta tragedia son la de los mismos productores, esos que no son escuchados por la realidad de las represas.
Debemos estar al lado de nuestra comunidad y para ello el equipo de jóvenes de Cultura Joven para Clarines se ha activado recolectando aportes en comida no perecedera, leche, agua, colchonetas y ropa en buen estado para entregar a los afectados. Para coordinar su colaboración los números telefónicos disponibles son el 0414-8110032 y 0424-8370174.

Ángel Arellano
Twitter: @angelarellano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Déjanos tu nombre y correo electrónico.
.:Gracias por el comentario:.